lunes, 10 de septiembre de 2012

Sombreros de los años 20: Cloché.


Después de la primera guerra mundial (1914-1918), la alta costura comienza a trabajar para una clientela diferente, nuevos ricos, debido al desarrollo y los cambios en la industria.

En los años 20 hay una gran relación entre el arte y la moda. Movimientos como el Surrealismo, el Futurismo y el Art Decó, influyen en la indumentaria.

Comienzan unas ganas locas por la creatividad y el cambio total. Surge la emancipación social de la mujer con su incorporación laboral, (era una necesidad, ya que los hombres escaseaban), creando una nueva tendencia: El gusto por el vestir como los hombres, (quitándose los corsés ), amor por el pecho pequeño, (llevando ropa amplia o aplastándolo, si era necesario ), cortándose el pelo a lo garçon, y practicando deportes como el golf, tenis, polo o natación.


Además las mujeres que podian permitírselo , no se perdian una fiesta, las ganas de divertirse se convirtieron en el motivo de vivir.


Los cabellos se llevaban muy cortos, y con frecuencia engominados, como los chicos. Se pintaban los labios muy rojos, delgados y con forma de corazón. se ponian brillantes sombras en los párpados, rimel en las pestañas, cejas delgadas y perfiladas.


Dejó de estar de moda la piel blanca, siendo Coco Chanel la gran impulsora del bronceado.
Los sombreros son mas pequeños y sencillos. Menos extravagantes.


Pierden practicamente el ala, las plumas y los adornos excesivos, y nace el "Cloché", que perduró hasta 1933.


En 1908 surge el prototipo de cloché, que se impone a partir de 1916. De 1922 a 1925 cae más sobre la frente.

En 1926 se suprimió el ala.

Su aspecto es semejante a un pequeño casco, o más bien una campana, como indica su nombre en fracés.

Como siempre las clases más bajas trataron de imitar a los ricos del momento.


Eran sombreritos de copas profundas que cubrian casi los ojos, lo que hacía que las mujeres tuvieran que caminar con las cabezas altas.


Fué la revista Vogue laa que publicó un reportaje describiendo a Lucy Hamar como la creadora del primer cloché, estilo que difundió por todos los rincones.


La sencillez del molde hizo posible que se fabricaran en multitud de materiales, aunque el fieltro fué el material más popular.

Para el verano los sombreros se tejian en paja, rafia o Bakú (una paja importada de Tahilandia), una vez tejido se le aplicaba un barniz brillante, se pintaba de colores o se bordaba.



Grata garbo y Gloria Swanson fueron dos de las actrices más significadas del momento y que usaron muchísimo el cloché, lo que ayudó a popularizarlo.


Fueron los talleres de Reboux (1840-1927) en Paris, los más famosos constructores de Clochés.
Los clochés convivieron con otro tipo de sombreros de los que hablaremos en otr ocasión, pero a los años 20 se les reconoce fundamentalmente por este sombrerito frente al resto de modelos.



Si quereis más información :
http://museodeltraje.mcu.es/popups/10-2006pieza.pdf

1 comentario:

  1. Encantadores estos sombreros, tanto que estoy pensando en comprarme uno.

    ResponderEliminar