martes, 2 de agosto de 2016

Pamelas en blanco y negro

Me gusta hacer en el verano una entrada de pamelas, y no iba a dejar pasar la oportunidad este año.
Si la de el año pasado llevaba por título "Grandes pamelas", este año son las fotografías en blanco y negro las que protagonizan esta.
2006
Algunas de las imágenes ya estaban en el blog, pero me siguen pareciendo tan bonitas que creo que más vale que se repitan, que seguro hay quien no vio la otra.
1967
Como pueden ver corresponden a años, décadas, muy diferentes, son atemporales. La mayoría de las imágenes podían ser de ahora mismo.
 En muchas son las modelos las que nos indican, mas o menos, a que década corresponden. Pero si fuésemos capaces de quitar la pamela de una fotografía y pasársela a otra...serian intercambiables.
Me parece curiosa esta fotografía, porque además de la pamela, que sugiere verano, la modelo lleva una piel de zorro, que nos transporta al invierno.
Me gustaría ver esta pamela desde otros ángulos. Es diferente. Con un diseño muy especial.
 Sensualidad, desafío, coquetería y un manejo perfecto del claroscuro, del blanco y el negro.
Una pamela muy sencilla y una fotografía que parece casual y a mi me sugiere ternura, tal vez por la cara de la modelo.
Con la cara tapada, a pesar de eso, su único ojo te atrapa.
BB. Brigitte Bardot
2014
La curva, la elegancia.
Paloma Picasso 1980
Pamelas de alas más o menos grandes, algunas inmensas.
Abajo pamela de fieltro, no tan fresquita como las de paja, pero también puede ser para ocasiones mas formales.

Y acabo con la megapamela, la misma con la que terminé el año pasado.




miércoles, 20 de julio de 2016

Canotier flores blancas.

Este año se llevan mucho los sombreros canotiers, sobre todo para ceremonias.
Se pueden ver en pasarela, revistas, tiendas,,,En mi caso encontré uno más en el rastro.
Y digo uno más porque ya he mostrado en otras entradas algunos otros que tenia y que he "customizado".
En este quería hacer un intermedio, que me sirviera tanto para las recreaciones de 1900, (para una falda y blusa, que al final no puse en Ribadeo), como para llevarlo en algún acto o ceremonia este verano, si es que se daba el caso.
Y este es el resultado. 
He utilizado flores blancas de tres tipos que he cosido sobre una goma blanca, para poder quitarla y ponerla a voluntad.
Si las hubiera cosido sobre la paja tendría dos inconvenientes, el primero, que rompería parte de esta paja, y si en algún momento quisiera quitarla, le quedarían señales.
Y el segundo que de esta forma, la base, el canotier, puede servir para otras muchas bandas y adornos, y se quita muy fácilmente.

domingo, 17 de julio de 2016

Sombreros en Ribadeo Indiano 2016

El primer fin de semana de julio se ha celebrado en Ribadeo una fiesta que a mi me ha encantado, el "Fin de semana Indiano".
Para los amantes del sombrero es una delicia. Nunca había visto tanta gente con sombrero. 
  ¡ Miren sus cabezas !
   La foto es de los asistentes a un concierto en la calle.
Hombres, mujeres, niños, jóvenes, adultos, prácticamente todo el mundo lucía un sombrero.
Rememorando las épocas en que los emigrantes al otro lado del Atlántico volvían en verano a su tierra para disfrutar del verano entre su familia, amigos y conocidos, Ribadeo se viste de gala y llena las calles de blanco.
No se puede estar en misa y repicando, que dice la frase popular, y eso es lo que a mi me pasó. Vestida a la antigua usanza recorrí las calles de Ribadeo, y no saqué casi foto alguna, por lo que las que ven aquí, están cogidas, en su mayoría de internet.
Doy las gracias a todos aquellos que con suma generosidad fotografiaron a los asistentes y las han colgado en distintos puntos.
Ribadeo fue una fiesta, a la que contribuyeron todos los asistentes. No era una recreación de un momento concreto, por lo que había trajes y sombreros de todas las épocas. No se puede poner uno purista de si el vestido era de una época, los zapatos de otra, si estaba mejor o peor conjuntado...etc. 
Todo el mundo estaba guapísimo, al menos a mi me lo parecía.
Y es que los sombreros sientan bien a casi todos.
Y favorecen mucho.
Pandillas de jovencitas, como en la foto de arriba, junto a parejas, grupos, individuales. No importaba como o con quien, lo importante era disfrutar y creo que lo hicimos todos.
Los hombres, que suelen ser más cautos y reticentes en estos temas de cambiar sus atuendos habituales, en esta ocasión se lanzaron tanto o más que las damas, y aunque la variedad de sombreros masculina era menor que las de las señoras, ciñeron sus cabezas con panamás, fedoras, canotiers...y hasta alguna chistera .
Las sombrillas, tal como se hacía décadas atrás, también tomaron las calles, y aunque en este caso eran casi todas actuales, y muy parecidas, no desentonaban nada con la indumentaria escogida por sus propietarias y dieron color y calidez a estas jornadas.
La primera que llevaba sombrilla actual fuí yo misma, que no me atreví a incorporar alguna de las antiguas que tengo. El próximo año me lo pensaré.
La variedad en los sombreros femeninos era inmensa. Desde tocados a pamelas. Abundaban los canotiers adornados con todo tipo de flores y cintas.
Familias enteras se lanzaron a la calle perfectamente conjuntados.
Las terrazas estaban a rebosar, y conseguir una mesa para un merecido descanso era todo un triunfo.
El color blanco y los tonos pastel fueron los protagonistas de las jornadas.
Las calles rebosaban de gente. Ir paseando era como estar viendo un escaparate móvil que constantemente cambiaba.
Si no llevabas sombrero, no pasaba nada, podías adquirirlo en las tiendas y puestos callejeros. 
Se quedan en el tintero muchas mas fotografías.
Solo pretendía darles unas pinceladas de lo que vimos y vivimos en Ribadeo.
¡ Hasta el próximo año !













miércoles, 15 de junio de 2016

Sombreros baratos de verano.

Todos los veranos compro algún sombrero o pamela a los que doy un trote tremendo y terminan la temporada regular...
Este año he cogido en Primark dos, que estoy segura los pondré mucho, al menos el blanco. Siempre hay un favorito, y ya lo tengo claro.
Son muy parecidos, uno en blanco y otro en beis, ambos tipo fedora, aunque el ala es algo mayor en el beis.
Me costaron a tres euros cada uno, lo cual hizo que me quedara con la duda de comprarlos repetidos para alguna cosa que salga en un futuro, para tunearlos con distintas cintas o flores, o lo que salga.
Lo bueno que tienen, aparte del precio, es que son de paja sintética, con lo cual, no se rompen al doblarlos, meterlos en la maleta, doblarlos, guardarlos en el bolso si procede...
Así que si tienen ocasión no duden y cojan alguno, aunque solo sea para tenerlos de "fondo de armario", para alguna ocasión, si es que no llevan sombrero en verano de forma habitual.
Además son de doble uso, los pueden poner tanto los chicos como las chicas.
Creo que son seis euros muy bien empleados.