jueves, 20 de septiembre de 2012

Alfileres de sombrero. Hatpin.

Fueron durante muchos años compañeros inseparables del sombrero.
 

 
La historia de los alfileres de sombrero empieza mucho antes de la época victoriana, cuando se empezaron a usar para sostener las tocas o lienzos que muchas mujeres usaban sobre la cabeza.
Alcanzaron su mayor explendor desde 1875 hasta el final de la Primera Guerra Mundial.
Y dentro de este periodo, fué de 1890 a 1920 la época dorada de los alfileres.


Fueron algunas artistas como la americana Lillian Russell y la inglesa Lillian Langtry , quienes usaron sombreros de gran tamaño , las que aumentaron el deseo del resto de las mujeres para poseer otros semejantes, y con ellos alfileres que los sujetaran a los complicados peinados y a los postizos (ratas), que muchas de ellas llevaban.


Realizados en todas las formas, colores y materiales han sido con el tiempo material de coleccionistas.

En un primer momento de la época victoriana los sombreros no eran excesivamente grandes y se sujetan con cintas, puntillas, pasamaneria...etc a la cabeza.

 
En unos años en que ninguna mujer de clase alta , media...e incluso algunas de clase baja... salia a la calle sin sombrero...era necesario una forma de anclaje a la cabeza...y más en los momentos en que los sombreros aumentaron de tamaño hasta límites insospechados, las plumas, flores, lazos, puntillas y demás adornos hicieron del sombrero un artículo que necesitaba no de una, sino de varias alfileres para dejarlo en su sitio, con la seguridad de que no se moveria.


En un primer momento se hacian a mano, eran escasos y dificiles de conseguir. Auténticas joyas que se dejaban en los testamentos como una herencia  más de la familia.


Hasta 1832 se hacian a mano, Francia era un gran productor  de alfileres, que se exportaban a toda Europa y EEUU; familias enteras se dedicaban a este negocio. En 1832 un americano inventó una máquina para hacerlos en serie, y a los dos o tres años...la tenian en Europa.
El tamaño de los alfileres creió paralelamente al de los sombreros . Llegaron a medir hasta 35 cms. Un juez decretó que no podian ser tan largos por miedo a que se usar como armas.


En 1908, en  un juicio contra unas sufragistas , un juez decretó la prohibición de usar en su sala alfileres de gran tamaño, por temor a que fuesen usados como armas. En 1909 en algún estado de EEUU decretaron la prohibición de usar alfiles de más de de 22 cms. y si los querian de mayor longitud debian de  pedir un permiso especial para llevarlos en público.
En algunos lugares también se hizo obligatorio el que llevaran un cierre final, para evitar que pincharan, y policias velaban porque esto se cumpliera.

Hay noticias en periódicos estadounidenses que hablan de personas que perdieron un ojo, que se pincharon y contrajeron tal o cual enfermedad...con los alfileres.
Los años del Art Decó, y el Art noveau fueron excelentes por los diseños y variedad en la fabricaión de alfileres.



Desde los más sencillitos con cabeza de cristal negro, en cobre, bronce...hasta en oro  y plata de 14, 16 y 18  kilates, y fabricados por joyeros de prestigio. Piedras preciosas coronaban algunas de estas piezas, esmeraldas, jade, rubís...

Charles Horner (1837-1896) fué un relojero-joyero que alcanzó fama por sus alfileres, realizados a máquina, pero de muy buena calidad. Dos de sus hijos continuaron con el negocio .


Desde Tiffanys a René Lalique hicieron maravillosos alfileres, hoy objeto de deseo de los coleccionistas y que alcanzan precios desorbitados.

Dicen los entendidos que el mercado de las copias es abundante y que hay que ser un experto para reconocer algunas reproducciones.

En 1923 con el descubrimiento de la tumba de Tutankamon, se puso de moda el arte egipcio que sirvió de inspiración a muchos artistas y artesanos para hacer alfiles con estos motivos.

En 1920 con la aparición de los sombreros cloché , no eran necesarios los alfileres para sujetarlos, y en la Segunda Guerra mundial, las mujeres se incorporaron a las fábricas para suplir a los hombres y usaban gorras que tampoco llevaban alfileres...por todo eso y la decadencia del sombrero con el tiempo...los alfileres fueron desapareciendo de la indumentaria femenina habitual.


Es un tema que da para mucho...y aunque solo soy una aficionada, y he de reconocer que mis conocimientos en este tema son muy limitados, estén seguros que volveré a tocarlo y les enseñaré algunos de los alfileres de mi pequeña colección.






2 comentarios:

  1. Estupendos comentarios. Tengo unos cuántos alfileres, que la cabeza y el extremo son iguales. Además las varillas encajan una en la.otra. No se bien como se colocarían en los sombreros. Si le parece puedo enviarle alguna foto y como entendida se lo agradecería. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si podré ayudarla, pero estaré encantada de verlos.

      Eliminar